Curso de Triaje en Optometría: Pérdida Visual

La mayoría de los pacientes que acuden a la óptica para un examen visual vienen porque han notado que ven peor. La Pérdida Visual es sin duda el síntoma más frecuente; y por suerte, en la mayoría de los casos se soluciona con una nueva graduación.

Sin embargo, es inevitable aceptar que antes o después van a acudir a nosotros pacientes que ven peor a causa de una patología ocular o sistémica. Existen numerosas afecciones que pueden resultar en una pérdida visual. Algunas de esas afecciones no son graves, pero otras pueden poner en peligro la visión del paciente, e incluso su vida.

Es necesario por tanto establecer un Triaje eficiente que nos ayude a decidir, no sólo qué pacientes deben ser derivados al médico, sino también con qué Urgencia, pues algunos van a requerir tratamiento inmediato.

El Triaje en medicina consiste en clasificar a los pacientes de acuerdo con la urgencia con la que requieren tratamiento, dependiendo de la gravedad de su afección.

En Optometría el triaje sirve para detectar a los pacientes que necesitan atención médica y para establecer la urgencia con la que debemos derivarlos.

Y no están sólo los problemas de pérdida visual; otros síntomas como dolor de cabeza, dolor de ojos, ojo rojo o visión de destellos – entre otros – necesitan también nuestra decisión clínica.

El Triaje en la clínica optométrica es una tarea complicada, pues requiere hacer una presunción de diagnóstico, lo cual no es fácil con nuestras limitaciones de medios, conocimientos y tiempo. Por ello proponemos una estrategia de triaje en optometría, partiendo de la anamnesis, que es fácil de adaptar al trabajo diario y tiene dos fases:

I. Anamnesis Inteligente

En primer lugar, hemos querido aprovechar los medios digitales a nuestro alcance para facilitar el Triaje en optometría y hacerlo más eficiente, creando un nuevo programa informático: la Anamnesis Inteligente, una ficha interactiva de Optonet.

 

Incluso para el optometrista más formado y experimentado, es difícil recordar todas las preguntas pertinentes a cada caso, junto con cuáles son las pruebas más relevantes y tener además en mente todas las posibles afecciones que podrían causar los síntomas del paciente.

 

La ficha digital de Anamnesis Inteligente resuelve esto, pues nos indica de forma automática qué preguntas y pruebas conviene realizar en cada caso, en función de los síntomas y características de cada paciente.

 

Además, si vamos anotando en esta ficha interactiva de Optonet las respuestas del paciente, al final el programa mostrará un listado con las causas más probables de sus síntomas. De paso, ofrece información adicional, para revisar cómo interpretar las respuestas del paciente.

 

Varios estudios han encontrado que con una anamnesis sistemática se puede llegar a un diagnóstico acertado en más del 70% de los casos.

 

Por eso esta Anamnesis Inteligente de Optonet es una auténtica herramienta de Supervivencia para el optometrista, rápida y fácil de utilizar.

 

En el siguiente vídeo se hace un breve recorrido por la aplicación de Anamnesis Inteligente:

Veamos un ejemplo de la selección de preguntas durante la Anamnesis aplicado al Diagnóstico Diferencial (pulse para desplegar):

Paciente con Diplopía

Imaginemos un paciente que se presenta con síntomas de Diplopía:

Existen numerosas causas por las que un paciente podría tener diplopía, a continuación, incluimos un listado de las más frecuentes:

  1. Insuficiencia de Convergencia
  2. Heteroforia Descompensada
  3. Oftalmoplegía Internuclear
  4. Parálisis de la Mirada
  5. Parálisis III par
  6. Parálisis IV par
  7. Parálisis VI par
  8. Miastenia Grave
  9. Oftalmopatía Tiroidea
  10. Desprendimiento de Retina
  11. Astigmatismo no corregido
  12. Ojo Seco
  13. Catarata
  14. Luxación de LIO
  15. Queratocono
  16. DMAE exudativa

A continuación, preguntamos al paciente si el comienzo de la Diplopía ha sido repentino o gradual en el tiempo. El paciente nos responde que el comienzo fue repentino. El listado anterior se reduce entonces casi a la mitad: de 16 a 9 alteraciones:

  1. Oftalmoplegía Internuclear
  2. Parálisis Mirada
  3. Parálisis III par
  4. Parálisis IV par
  5. Parálisis VI par
  6. Oftalmopatía Tiroidea
  7. Desprendimiento de Retina
  8. Luxación de LIO
  9. DMAE exudativa

Preguntamos ahora si el paciente ha notado pérdida de visión (visión borrosa) con la diplopía. El paciente nos responde afirmativamente, por lo que nuestro listado queda reducido a tan solo 4 alteraciones:

  1. Oftalmopatía Tiroidea
  2. Desprendimiento de Retina
  3. Luxación de LIO
  4. DMAE exudativa

Pediremos ahora a nuestro paciente que nos diga si la diplopía desaparece al taparse un ojo, y obtenemos de nuevo una respuesta afirmativa. Nuestro listado queda reducido a sólo una alteración:

Oftalmopatía Tiroidea

Vemos que con tan sólo 3 preguntas hemos llegado a un diagnóstico tentativo que tendremos que confirmar o desestimar a través del examen visual.

La Anamnesis Inteligente realizará este proceso de forma automática para nosotros.

II. Casos Clínicos Interactivos

En segundo lugar, hemos diseñado un curso interactivo y ameno sobre los problemas de pérdida visual, basado en casos reales como los que vemos en cualquier consulta de optometría. Este es sin duda el síntoma más crucial con el que se enfrenta el optometrista.

Iremos desgranando la información que nos aporta el paciente en la anamnesis para empezar a pensar cuál puede ser la causa de sus síntomas y responder a las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué preguntas debemos realizar al paciente?
  • ¿Cómo interpretar sus respuestas, para saber qué alteración causa sus síntomas?
  • ¿Qué significado tienen los síntomas asociados a la Pérdida Visual?
  • ¿Qué pruebas debemos realizar, y qué signos debemos buscar?
  • ¿Cómo interpretar los resultados de las pruebas?
  • ¿Con qué urgencia debemos derivar cada caso y por qué?

Al final de cada caso revisaremos de forma sencilla y amena algunas patologías que afectan a la visión para comprender mejor cómo y por qué ocurren.

Los profesores explican los casos clínicos de viva voz, al tiempo que en la pantalla del ordenador aparecen imágenes, fotografías y vídeos que ilustran las explicaciones.

A continuación, se incluye unos breves fragmentos de los casos:

Unidades Temáticas

El curso consta de 3 Unidades temáticas que serán liberadas con una cadencia mensual durante los meses de Enero, Febrero y Marzo:

I. Anamesis Inteligente

II. Pérdidad Visual Transitoria

III. Pérdidad Visual Permanente

Tasas

Las tasas del curso pueden abonarse en un solo pago, o bien en cuotas mensuales durante 11 meses.

 

Modalidad Pago Único: Las tasas del curso son 420€ (se abona mediante domiciliación bancaria).

 

Modalidad Pago Aplazado Domiciliado: 11 cuotas mensuales de 40€ (mediante domiciliación bancaria).

Forma de pago

Si opta por la modalidad de pago único, el recibo bancario se emitirá la semana antes del comienzo del curso.

 

Si en cambio prefiere la modalidad de pago aplazado, recibirá en su banco un recibo mensual durante 11 meses, comenzando igualmente la semana antes del comienzo del curso.

 

En ambos casos no se realizará ningún cargo en su banco hasta Enero del 2020.

 

En el momento en que se inscriba al Curso, quedará ya matriculado/a con su plaza reservada.

Fechas

El curso comenzará el 14 de Enero de 2020 y se podrá completar en 3 meses.

 

El curso permanecerá abierto de forma indefinida para quien requiera más tiempo.

Bonificación

Las empresas españolas disponen cada año de al menos 420€ para formar a sus trabajadores. Este dinero se descuenta de los pagos a la Seguridad Social al final del curso.

Si está contratado/a, puede proponer a su empresa que se haga cargo de las tasas del curso mediante la bonificación. O si es usted el dueño/a de su óptica, puede ofrecer este curso de forma gratuita a alguno de sus Optometristas contratados. En cualquier caso, la bonificación hay que solicitarla antes de que comience el comienzo del curso. 

Los trámites de la bonificación son algo complejos, y están sujetos a normas y plazos estrictos, por lo que la mayoría de las empresas utilizan un mediador que se haga cargo de ellos. Si lo desea, Optonet le pondrá en contacto con un Gestor de Formación para que tramite la bonificación de su empresa sin coste adicional (queda cubierto en los 420 Euros de la bonificación).

Para más información sobre la formación bonificada visite nuestra Web en el siguiente enlace: Bonificación

Duración

Se estima una dedicación de unas 56 horas en total.

 

Cada asistente tendrá a su disposición 3 meses de Tutorías, para consultar a los tutores cualquier duda sobre el curso.

Acreditación

El Curso de Triaje en Optometría: Pérdida Visual está pendiente de acreditacion por la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias perteneciente al Sistema Nacional de Salud.

 

Pendiente de Acreditación

Recuerda…

La mayoría de los libros de texto enumeran las patologías oculares en orden anatómico, según qué parte del ojo esté afectada.

Sin embargo, los pacientes no dicen “Tengo una isquemia en mi nervio óptico”, ni informan de que tienen un queratocono, sino que vienen diciendo: «veo borroso».

Por eso proponemos analizar el caso desde los síntomas que nos cuenta el paciente.

Como dice un conocido refrán médico: «Si oyes ruidos de cascos puedes apostar a que provienen de caballos y no de cebras».

En la clínica, sin embargo, ante una serie de síntomas y signos pensaremos primero en la causa más habitual (los caballos del refrán), pero no debemos olvidar que a veces pueden deberse a ”cebras”.

A partir de la queja principal, la historia y la presentación inicial del paciente, el profesional va considerando el listado de afecciones que podrían ser la causa (el diagnóstico diferencial), comenzando por las más frecuentes (“los caballos”), hasta las más raras (“ las cebras”)

Día a día hacemos exámenes visuales y prescribimos gafas para ayudar a nuestros pacientes a ver mejor. Sin embargo, algunos no tienen (sólo) un problema refractivo, y pueden necesitar tratamiento médico. Un error de graduación es fácil de solucionar. En cambio, un error a la hora de derivar a un paciente puede tener consecuencias irreparables.

Saber cuándo y con qué urgencia derivar a quien necesite atención médica es una responsabilidad que no debemos obviar.

El diagnóstico oftálmico a menudo es difícil, incluso para quienes tienen los conocimientos, la tecnología y el tiempo apropiados. Sin embargo, una Anamnesis bien hecha y un examen con equipo básico pueden ser suficientes para identificar la naturaleza general de la mayoría de las enfermedades oculares, y saber con qué urgencia hay que derivarlas.

Después de realizar este curso, empezará a identificar gran número de patologías oculares, y quizás tenga la sensación de que el número de pacientes con enfermedades que acude a su óptica ha aumentado de repente; así que quizás se preguntará cuántos casos que requerían tratamiento médico quedaron sin derivar en el pasado.

Pulse en el siguiente enlace y podrá matricularse en pocos minutos:

Precio especial para inscripciones antes del 30 de Noviembre. El curso no se abona hasta Enero.